Llegó nuestro último día en Victoria Falls y lleno de actividades con el tiempo fríamente calculado. teníamos que estar en el aeropuerto a las 11:30am y antes de eso, un vuelo en helicóptero.

 

El día empezó temprano, con un rico desayuno de despedida en el hotel. Los desayunos del hotel Victoria Falls, son maravillosos y no nos íbamos a perder el último.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-2

 

Hicimos el checkout a las 9:30am y nos guardaron nuestras maletas en el hotel mientras íbamos al paseo en helicóptero.

 

La empresa con la que tomamos el vuelo se llama The Zambezi Helicopter Company y resultó ser una muy buena experiencia. Cuesta USD$150 y te van a buscar y a dejar al hotel. El vuelo dura 10 minutos, por lo que no hay que tener mucho tiempo para hacerlo. Nosotras teníamos que estar en 1 hora y media más en el aeropuerto para tomar nuestro vuelo a Johannesburgo.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-8

 

Ninguna había andado en helicóptero antes y yo no soy muy aventurera, este es el tipo de cosas que me suele dar susto. Llegamos tarde y todo fue muy rápido, que ni siquiera tuvimos tiempo para asustarnos.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-14

 

Estaba tan emocionada que ni me di cuenta cuando despegó. No me dio nada de susto y estuve todo el vuelo emocionada mirando lo maravilloso que era el paisaje. Además el vuelo son sólo 10 minutos, que pasan rapidísimos sobre el aire. También tienen otros vuelos más largos que los pueden ver acá.

 

Cuesta imaginarse que en este río hay hipopótamos y cocodrilos, con elefantes y muchos animales que van a tomar agua ahí.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-13

 

Ahora si pudimos ver bien cómo eran las Victoria Falls. Se puede ver con claridad como el río Zambezi se cae, generando esta enorme nube de agua y cómo después fluye a menor altura. El río es lo que divide Zambia y Zimbabwe.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-12 victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-9

 

El agua se ve muy pacifica en el río Zambezi, hasta que cae violentamente en las cataratas. Es el mismo río en el que hicimos el crucero al atardecer.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-11 victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-10 victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-7

 

En algún minuto me mareé un poco porque el piloto hizo una vuelta muy cerrada para mostrarnos unos elefantes que habían.

 

victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-6 victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-3 victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-5  victoria-falls-en-helicoptero-cherrytomate-1

 

La vista es espectacular, muy interesante mi primera experiencia en helicóptero y es clave para poder entender bien la dimensión de las cataratas. Nos fuimos muy felices de haber visto las cataratas desde otra perspectiva.

 

De todas formas, si van a Victoria Falls, les recomendaría hacer las dos cosas: recorrer el parque nacional caminando y el vuelo en helicóptero.. no se arrepentirán y es una gran maravilla de la naturaleza.

 

Después del vuelo partimos de vuelta al hotel, donde nos pescó nuestro transfer para llevarnos al aeropuerto. Nuestro próximo destino, Johannesburgo, al matrimonio de nuestra amiga.