Cuando organizamos el viaje a Key West, lo que más queríamos era hacer snorkel. En internet te venden por todos lados que tienen el tercer arrecife más grande del mundo y para alguien fanática del snorkel como yo, te deja con la fija misión de conocerlo.

 

Antes de contarles mi experiencia en Key West, les cuento que he tomado tour de snorkel en muchas partes (México, Brasil, Costa Rica, Panamá, Ecuador) y todas han sido muy buenas experiencias, de ahí el por qué me gusta. Ir al tercer arrecife más grande del mundo.. mis expectativas estaban altas.

 

Contratamos un tour con la empresa Fury, que se veía de lo más pro y estaba mencionada en todas partes. De hecho un guía turístico nos recomendó esta empresa. Nos ofrecieron un tour en catamarán de 3 horas de snorkel con bar abierto de Margaritas y cervezas, que como buenas tomadoras encontramos que era una muy buena idea.

snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-5

snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-8

No subimos al barco desde un lindo y pintoresco muelle en Key West y el catamarán partió dejando atrás todas nuestras buenas expectativas del tour.

snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-1

snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-9 snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-3

Ese día había mucho viento y con el viento un gran oleaje (aunque no se ve en las foto). Nos alejamos en el mar durante 30 minutos que el catamarán subía y bajaba con las ola (me mareo de solo acordarme).

snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-2

Llegamos al lugar donde se suponía que estaba el arrecife (eso suponíamos porque con tanta ola el agua estaba turbia) y como resultado, al menos 4 personas vomitando catamarán hacia abajo. Uno pensaría que el staff de Fury ayudaría a las personas que vomitaban, pero la verdad que no les importó ni un poco. Y claro es muy fácil hacer un tour con bar abierto, si vas a tener casi todo el barco mareado y lo último que van a estar pensando es en tomar alcohol.

 

Cuando había que meterse al mar consideré no hacerlo. Pero ya estaba ahí así que quise darle una oportunidad. Había que bajar por una escalera metálica a la cual le reventaban las olas y te botaban, había que recibir un par de golpes contra la escalera antes de entrar al agua… y de nuevo, nadie ayudaba.

 

Se me partió el alma cuando justo antes de que me tocara bajar a mi, había una pareja de personas mayores (alrededor de unos 70 años) que se pegaban con las olas contra la escalera y no lograban entrar al agua. Después de unos 5 minutos de golpes decidieron que no era lo de ellos y no iba a entrar al agua. Tratamos de ayudarlos a salir dentro de lo que podíamos, que no era mucho, y mientras salían decían: Hace muchos años que queríamos probar hacer snorkel, pero parece que no es lo nuestro. Yo no paraba de pensar.. como les explico que esto no es una experiencia normal de snorkel!! y que tenían que darle otra oportunidad en otro lugar, todas mis otras experiencias han sido muy pacíficas.

 

Era nuestro turno de bajar y con un par de golpes logramos entrar al agua. Al entrar al agua se me salió el snorkel y me demoré, lo que para mi fue una eternidad, en volver a ponérmelo porque las olas me revolcaban y los llenaban de agua.

 

Cuando logré ponérmelos (un poco empañados y con agua), me puse a mirar abajo del mar. La vista era absolutamente turbia y habían unos 15 metros de profundidad que se veía bien poco que había en el fondo. Traté de buscar mejores lugares, pero no encontré y siempre con susto de que la corriente me llevara muy lejos del catamarán.

 

Habíamos ido a varios lugares buscando una funda para poder sacar fotos con el celular bajo el agua, la cual no pudimos usar porque el agua estaba tan turbia que no se podía sacar fotos.

snorkel-key-west-catamaran-fury-cherrytomate-7

 

Uno 10 minutos después me encuentro con el resto y mi hermana me dice: Hay tiburones! en 5 segundos estábamos de vuelta en la escalera. Le tengo terror a los tiburones, me dan un poco de curiosidad, pero así como toparme con uno sin que nadie me advierta que es normal, me da mucho miedo. Sabía que en Key West hay muchos tiburones, pero en los tour nadie te mencionaba que te podías topar con ellos en los arrecifes. Le preguntamos a una persona del staff si era normal que hubieran tiburones y su respuesta fue: daa estamos en el mar.. Ok, nos terminó de quedar claro que no estaban para ayudar en nada, pero también que no era tan peligroso como me lo imaginé. Nos volvimos a meter al mar un rato más y cuando una ola volvió a sacar mi snorkel, se me agotó por completo la paciencia y me salí.

 

En el catamarán estaban todos mirando los tiburones y ahí descubrí que éramos de los pocos “afortunados” en ver tiburones y si uno no les hacía nada, no atacaban.

 

No me cabe duda de que las condiciones climáticas no eran las adecuadas para este tour y que con un día con buen clima el paseo habría sido completamente diferente. Pero lo que si creo, que esta muy mal es que te vendan un tour un día que el clima no está apto para realizarlo, o que por lo menos te adviertan de que no es un buen día.

 

Hasta acá había sido muy desagradable y habíamos pagado 50 dólares cada uno (éramos 4, 200 dólares en total) y queríamos nuestro dinero de vuelta. Nuestro bien mas preciado, el tiempo (que teníamos solo 1 día para estar en Key West), no lo podíamos recuperar, pero si por lo menos devolvernos nuestro dinero.

 

Fuimos a la oficina de Fury a contar nuestro problema y nos encontramos con una pareja que estaban reclamando por lo mismo. Nos unimos a su conversación (lo que nos ayudó mucho, reclamar en ingles no es lo que se nos da mas fácil) y ellos ayudaron a explicar lo que nos había pasado.

 

La persona de la empresa insistía en que no nos podía ayudar y llamó por teléfono a la supervisora, para que habláramos con ella. Al otro lado del teléfono nos encontramos con una persona enojada por el simple hecho de llamarla, que nos gritó toda la conversación y que insistió que lo único que podían hacer era tomar de nuevo el tour de snorkel que salía en una hora más. Claramente lo último que queríamos era seguir perdiendo el poco tiempo que nos quedaba en otra experiencia como esa, lo que no nos lograron entender y después de 30 minutos de gritos por parte de la supervisora nos dimos por vencidas.

 

Quedamos mareadas y enojadas, nunca me habían tratado tan mal. Que el tour no haya estado bueno debido a condiciones climáticas puedo entenderlo, que no te adviertan que está malo para hacer snorkel, la mala disposición del staff durante todo el tour y como nos faltaron el respeto cuando explicamos de manera muy calmada nuestro problema (a pesar de que queríamos gritarles de vuelta), es completamente inaceptable.

 

Al menos que se me esté olvidando algo, es la peor experiencia que he tenido con un servicio de turismo.

 

Si van a Key West y quieren hacer snorkel mi recomendaciones serían:
1. Averigüen como está el clima. Si el mar está revuelto y hay viento, no es el día para hacerlo.
2. Asegúrense de que la empresa que tomen sea confiable y que respondan ante cualquier problema.

 

Si lo hacen, espero que tengan una mejor experiencia que la nuestra. En todo caso, si vuelvo a ir alguna vez a Key West, trataría de tomar otro tour con las precauciones necesarias. En internet encuentran fotos muy lindas de los arrecifes de Key West, me niego a creer que no es así.