A Miami fui con 4 de mis hermanas y somos todas intensas, lo que se potencia mucho cuando estamos juntas. Teníamos pocos días y queríamos hacer de todo. A las 7am éramos las primeras en la playa y no nos movíamos de ahí hasta las 2pm que nos íbamos de shopping. En los malls nos quedabamos hasta que los cerraran.

 

Nuestro almuerzo era un picnic que nos llevamos a la playa y en la noche comíamos en lo que fuera que estuviera abierto.

 

Buscando donde comer a las 1am, con los pies que nos dolían, muertas de cansancio y de hambre nos topamos con un Dennys que abría 24 horas.

 

Llegamos con mucha hambre y queríamos que nos atendieran muy rápido, cosa que no paso. La atención muy lenta y la mesera iba y volvía sin que pudiéramos terminar de pedir nuestro pedido.

Las cosas para tomar no se demoraron tanto en llegar.

restaurant-comida-rapida-dennis-miami-cherrytomate-2

La comida se demoró mucho y no nos gustó nada. Demasiado frito todo y los platos no eran lo que decían. Nos comimos todo porque nuestra hambre era superior, pero no lo volvería.

restaurant-comida-rapida-dennis-miami-cherrytomate-6 restaurant-comida-rapida-dennis-miami-cherrytomate-5 restaurant-comida-rapida-dennis-miami-cherrytomate-4 restaurant-comida-rapida-dennis-miami-cherrytomate-3

Yo me pedí una quesadilla que era muy aceitosa y sin sabor.

restaurant-comida-rapida-dennis-miami-cherrytomate-1

Al final queríamos irnos rápido de ahí a dormir, estábamos tan cansadas que nos bajaban ataques de risa por cualquier cosa y no nos podíamos parar de reír.

No he ido al Dennys de Santiago, pero por lo que me han dicho me imagino que es mejor que este. No lo recomiendo.