Ayer a la hora de almuerzo fuimos a buscar un lugar donde almorzar con un buen aire acondicionada, escapándonos del calor extremo de la oficina. En eso llegamos al Senz en el quinto piso del Costanera Center, que una amiga de la pega ya lo había probado y es de comida nikkei, algo a lo que no puedo decirle que no.

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-2

La atención no me pareció muy buena, se demoraron mucho en traer los platos, pero todo se perdonó cuando probamos la comida… demasiaaaado buena.

Me pedí un jugo de zanahoria, manzana y jengibre que estaba muy bueno, pero muy caro para lo que era ($4.000).

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-1

Para comer, me pedí un gozan, que puedo decir con completa seguridad que es el mejor gohan que me he comido! Pedí el básico ($6.800) con palta, kanikama y pollo teriyaki.

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-6

El plato era bastante generoso y no me lo comí entero. Me llamo la atención el pollo, que era como pollo mechado. Nunca había visto eso en un gohan.. y quedaba muy bien con las otras cosas! Lo blanco de arriba tampoco lo había probado antes y aunque no tienen mucho sabor, aportan una buena textura.

La clave de por qué era tan bueno? el arroz estaba impecablemente aliñado y todo tenía una combinación de sabores perfecta.

El resto se pidieron un mix de causas que tenían una muy linda presentación:

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-5

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-4

Sushi tempura:

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-3

Y una ensalada de salmón:

senz-restaurante-comida-nikkei-sushi-gohan-peruana-cherrytomate-7

No probé los platos de los demás, pero se veían muy buenos y les encantaron!

Así que les recomiendo si andan por el Costanera Center pasar sin pensarlo dos veces a comer al Senz (www.senz.cl). Tómense su tiempo, por que pueden demorarse harto en traerles los platos, pero la espera vale la pena. Yo de seguro vuelvo!